La lima no se puede acabar nunca…

La frase es de Domingo Perucha y , pese a estar siempre en las fronteras de las tecnologías de fabricación, coincidimos plenamente con él. La lima junto a otras herramientas clásicas, deben estar siempre en cualquier taller que se precie.


En estos momentos de zozobra económica, Domingo necesita ayuda para mantener su club ciclista. El colectivo Dentera ha iniciado una campaña de visualización, a través de un documental,  y un crowdfunding en Goteo para ayudar al Club Cilcista Perucha. Los invitamos a colaborar con la iniciativa.

 

 

Imprimir partes para bicicletas

Te compras una luz de cruce para tu bici y ninguno de los dos adaptadores para el manillar que vienen se ajustan como te gustaría. Además, la lámpara está del revés.

La verdad es que cualquiera de nosotros cogería un trozo de goma para ajustar la abrazadera y simplemente le daría la vuelta. Pero Thorsten Wilms decidió ir por la vía elegante, diseñando e imprimiendo una pieza que se ajustara a la perfección a sus necesidades.

Utilizó FreeCAD, Blender para comprobar el modelo y el servicio de impresión Shapeways. Tras decidirse por el material “fuerte y flexible” y pagar $12 por la pieza y $11 por el envío, tuvo que esperar 10 días para tenerlo.

De acuerdo, estamos al principio de esta industria y todavía los precios son un poco caros, los plazos largos y las herramientas libres tienen que mejorar, pero el resultado es estupendo.

Además, la pieza está disponible para su descarga.