Caine’s Arcade es la historia de un maker de 9 años

El creador de este vídeo fue el primer cliente de Caine en su negocio de Boyle Heights, en California. Al ir a comprar un repuesto para su viejo coche, Caine le ofreció jugar a sus arcades: $1 por dos turnos, $2 por 500 turnos. Las máquinas que Caine había construído estaban hechas con cartón y tanta imaginación que su cliente decidió organizar una flashmob y un vídeo para sorprenderle y animarle. Hasta tienen sistema de seguridaad antifraude.

Hay una colecta para la educación de Caine, que lleva más de cien mil dólares recaudados. Esperemos que no acabe de consultor en una ingeniería multinacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *