Hecho a mano

Cuando se estudian procesos industriales una gran parte del tiempo se dedica a enseñar las técnicas de producción. Como es moldeo, el mecanizado, el corte, tipos de acabados superficiales, control de tolerancias, etc. La otra gran parte del tiempo se dedica a la automatización. Fabricando por nuestra cuenta puede que todavía no estamos a ese nivel, pero en las grandes líneas de producción automatizar es esencial. Tanto es así, que el éxito comercial de muchas de las empresas hoy en día depende casi más de la producción y distribución que del diseño de sus productos.

En la universidad todo es muy teórico y el mayor contacto que tuve con maquinaria industrial fue el taller, que era una versión de juguete de la realidad. Por eso me sorprendió mucho descubrir las fotografías sobre China de Edward Burtynsky. Son imágenes en las que no pueden haber mas personas dentro de una fábrica. Todos colocados en un perfecto orden y vestidos iguales. Años después descubrí que también había un documental que hizo a la vez, Manufactured Landscapes.

Hasta conocer la obra de Burtynsky siempre imaginé que la fabricación sería cosa de un montón de robots coordinados. Algo así como darle a imprimir y ¡bam!, por el otro lado sale el producto. Pero estas fotos me enseñaron que todavía se necesita gente. Mucha mucha gente.

Hoy en día hay una desconexión brutal entre el lugar de fabricación de un producto y donde se consume. Rara vez miramos a la etiqueta y el “made in” no nos suele decir mucho. Donde las fotos de Burtynsky no causaron mucha sensación entre la gente, si lo hizo una imagen que venía en un iPhone 3G recién sacado del paquete. Esta foto:

Al parecer, muchos de los productos electrónicos ­­— no solo los de Apple — provienen de la misma fábrica en la provincia de Shenzhen en China. Fascinado con este asunto, el escritor Mike Daisey se fue de visita. Se puede escuchar un monólogo en This American Life con su experiencia.

Con la muerte de Steve Jobs en boga y el interés de la gente por este asunto, ABC Nightline fue autorizado a realizar un reportaje en la fábrica de Foxconn donde Apple produce su productos. Este reportaje:

http://www.youtube.com/watch?v=hLuPtMvvwA0

En otra época hubiese pensado que cualquier acabado superficial necesario para producir la carcasa de un iPad lo haría una fresadora. Pero no, en el minuto 4 del vídeo se puede ver como una mujer quita las rebabas a mano. Y por si fuese poco todavía hay 140 pasos más en la cadena de montaje que dura 5 días en total.

Este es un tema controvertido, que enciende pasiones. Pero condiciones laborales a un lado, hasta que tengamos sistemas de producción que tengan el mismo nivel de calidad, se puedan automatizar y sean mas baratos, las personas seguirán ensamblando productos a mano.

Todavía hace falta alguien que junte cada una las piezas que salen del molde. Esta es la parte que a mi nunca me enseñaron en clase y que las empresas no quieren que veamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>